Un retrato helenístico de bronce se expone en el Museo del Prado

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

museo del prado

El Museo del Prado ha recuperado una cabeza de bronce del periodo helenístico y la expone hasta el próximo 17 de septiembre.

Son muy escasos los ejemplos de cabezas de bronce de este periodo tan grandes y tan bien trabajadas. El museo especula con que dicha cabeza formó parte de una estatua monumental de una altura en torno a 3,5 metros. Uno de los principales problemas que planteaba era el de su identificación, ya que ni siquiera se conoce dónde fue hallada.

Tal y como han demostrado recientes investigaciones, se trata de un retrato del general y rey Demetrio I, Demetrio Poliorcetes. Fue sucesor de Alejandro Magno entre 356-323 a.C. y protagonizó numerosos éxitos en asedios a otras ciudades.

Este retrato heroico de 45 centímetros (aproximadamente el doble de una cabeza humana), ha sido restaurada en las últimas fechas con el patrocinio de Fundación Iberdrola España. La restauración se realizó al haber aparecido una serie de fracturas. Tras un profundo estudio técnico con rayos x y ultravioleta para conocer el estado real y la estabilidad del bronce, se concluyó que conservaba un amplio núcleo metálico y que era posible retirar todas las intervenciones previas, con lo que se procedió a su  restauración eliminando productos y pinturas añadidas a lo largo de su historia y recuperando la superficie original del bronce.

La pieza se ha fechado hacia el 307 a.C. Según la pinacoteca, la calidad de este bronce se advierte particularmente en el cabello de la escultura, que distribuye sus bucles sobre la cabeza gracias a un magistral dominio de la técnica de fundición la cera perdida.

A principios del s. XVIII este retrato pertenecía a la colección de la Reina Cristina de Suecia, que es la primera propietaria de la que se tiene noticia. Desde 1725 la pieza se encuentra en España. En un principio formó parte de la colección de Felipe V e Isabel de Farnesio, depositado en el Palacio de la Granja de San Ildefonso. La cabeza pasó a engrosar las colecciones del Museo del Prado hacia el año 1830.

La escultura más parecida que se conserva en el mundo se encuentra en el Museo Nazionale Romano. Se trata de El Potentado de las Termas, que mide aproximadamente 2,5 metros y que está fechada 150 años más tarde que la de Demetrio I.

La pieza se puede visitar hasta el próximo 17 de septiembre de 2017 en la rotonda baja de Goya del edificio Villanueva.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.