Rusia aumenta su presupuesto para el Mundial de fútbol y sus hooligans anuncian violencia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

mundial de fútbol

Falta poco más de un año para que se celebre el Campeonato Mundial de Fútbol 2018, la XXI edición de la Copa Mundial de Fútbol que se celebrará en Rusia. El Gobierno ruso ha anunciado recientemente el aumento del presupuesto para este campeonato hasta llegar a los 638.800 millones de rublos (unos 10.500 millones de dólares).

El aumento se ha cifrado en 19.100 millones de rublos (320 millones de dólares). Este anuncio, realizado a través de un decreto gubernamental, se ha producido después de dos años de recortes en este país debidos a la crisis económica.

El incremento corre a cuenta del presupuesto estatal. El Estado ruso asume bastante más de la mitad de los gastos que ascienden a unos 6.000 millones de dólares, mientras  un conjunto de inversores aportan 196.200 millones de rublos (unos 3.300 millones de dólares) y las regiones que van a acoger partidos contribuirán con 92.200 millones  de rublos (unos 1.500 millones de dólares).

Según ha trascendido, la mitad del presupuesto que se ha anunciado va a dedicarse a infraestructuras de transporte. Según el plan serán los aeropuertos y carreteras los que se llevarán el 50%, una tercera parte se destinará a la construcción de estadios y otros recintos deportivos.

En la época de la recesión se llegó a temer que Rusia renunciara a la organización de este Mundial. Sin embargo, el presidente Putin ha garantizado en todo momento su celebración y llegó a declarar que el gobierno no escatimaría en gastos para que todos los aficionados al fútbol que visiten Rusia para disfrutar del campeonato se sientan como en casa.

De momento ya se han inaugurado varios estadios que acogerán los encuentros y el comité organizador tiene previsto tener acabado a finales de 2017 el estadio Luzhnikí, que será la sede de la final del campeonato.

Todo está preparado para garantizar el éxito del evento. Sin embargo ha surgido una sombra que podría empañar su seguridad y la de los aficionados, una de las prioridades de la organización, ya que un representante de los hooligans, un ultra anómino enmascarado, ha declarado a las cámaras de la BBC que mientras para algunos va a ser un festival de fútbol, para ellos va a ser “un festival de violencia”.

Sin embargo, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha manifestado tener plena confianza en las autoridades rusas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.