Theresa May endurecerá las medidas antiterroristas en Reino Unido

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Theresa May

Después del atentado terrorista que causó siete muertos y cerca de cincuenta heridos en el centro de Londres, la primera ministra Theresa May ha anunciado un plan destinado a endurecer las medidas antiterroristas. Según la Premier británica hay demasiada tolerancia con el extremismo en su país y las cosas tienen que cambiar para evitar que la violencia interfiera en el proceso democrático.

El país se encuentra ahora mismo en estado de shock, después de haber sufrido dos graves atentados terroristas en apenas dos semanas. Primero fue la explosión ocurrida en Manchester, al finalizar un concierto de la cantante Ariana Grande, que provocó la muerte de 22 personas y causó heridas a otras 59. Apenas 12 días después se ha producido el atropello a peatones en un céntrico puente de la capital británica y el apuñalamiento de varias personas en un mercado gastronómico.

El plan anunciado por May, amparado por su experiencia de más de seis años como secretaria de Interior, se sustancia en cuatro puntos principales. En primer lugar se hará una revisión de las leyes antiterroristas para endurecerlas y para reforzar las “medidas de investigación y prevención del terrorismo”, conocidas como “Tpims”. El objetivo de estas medidas es hacer restricciones a aquellos sospechosos de terrorismo que no hayan sido procesados por delito alguno y que se encuentran en el punto de mira de los servicios de inteligencia británicos. Entre ellos, figuran alrededor de 3.000 yihadistas británicos que, tras residir en Siria o Irak, han podido regresar al Reino Unido.

El segundo punto del nuevo plan antiterrorista hace referencia a Internet y las redes sociales. Internet debe dejar de ser un medio seguro para los terroristas, por ello va a reclamarse por ley la “tolerancia cero” y la colaboración de los grandes nombres de Internet para luchar contra el terrorismo.

Una tercera medida consiste en reclamar una mayor colaboración por parte de las comunidades islámicas que residen en Reino Unido para que ayuden a atajar las actitudes radicales. En cuarto lugar se va a revisar la estrategia antiterrorista para dar más poderes a la policía. En relación con esta medida May quiso subrayar la efectividad de la actuación policial ante los últimos sucesos en el puente de Londres.

Finalmente, Theresa May apeló a la unidad para derrotar al enemigo e instó a los ciudadanos británicos a volver a la normalidad cuanto antes. Para tranquilizar a la población la secretaria de Interior Amber Rudd señaló que no hay riesgo inminente de otro atentado.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.