Cómo arreglar tu cerradura con estos consejos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Tienes problemas con tu cerradura? Si últimamente tu llave no entra bien o has tenido algún contratiempo y crees que puedes arreglarlo por ti mismo/a a continuación te presentamos algunos tips sencillos para que puedas arreglar tu cerradura de forma práctica y rápida ante cualquier inconveniente con estos consejos.

Cuando te cuesta que gire la llave

Sin duda uno de los primeros problemas con los que te puedes encontrar con una cerradura es que te cueste girar la llave y no puedas abrir la puerta de tu casa.

En el caso de que se trata de una cerradura que combina el eficiente sistema en el que tienes que girar la llave y abrir el pomo a la vez para que la puerta se abra te recomendamos accionar este mecanismo probando diferentes tiempos. En la mayoría de casos encontrarás el punto de fricción ideal para lograr abrir la puerta de forma sencilla. Piensa que conforme va pasando el tiempo este tipo de conjuntos suelen perder la articulación ideal que les caracteriza y tienden a aflojarse de forma sencilla con lo que sin duda esta técnica te puede venir muy bien para poder arreglar este tipo de cerraduras.

Por otro lado, si la cerradura que tienes en casa es de tipo sencillo, lo más normal es que no puedas abrirla simplemente por problemas de lubricación ya que con el tiempo suelen atascarse. En este caso te recomendamos usar algún tipo de spray en polvo como por ejemplo los de grafito, que podrás encontrar en cualquier ferretería porque seguramente con eso podrás volver a abrir tu puerta sin problemas. En caso de que no funcione te recomendamos contactar con unos buenos profesionales para poder resolver el problema con tu puerta de forma sencilla en el mejor tiempo posible (fuente: CerrajerosMadridYa).

Cuando la llave no abre

Si lo que sucede con tu cerradura es que la puerta gira bien pero no llega a abrir la puerta del todo, es decir, que funciona suelta pero no abre la puerta porque hay una especie de resistencia que lo impide lo más normal es que lo que pase sea que el mecanismo interior de la puerta ha sido dañado. En estos casos te recomendamos contactar con un buen profesional para poder cambiar o reparar la cerradura como es debido.

La llave ni siquiera entra

En tercer lugar, si la llave no es que ni gire ni abra es que ni siquiera entra en la cerradura pueden suceder varias cosas. Primero que nada, si tu llave es totalmente nueva lo más normal es que tengas una copia con zonas ásperas y sin limar y por tanto será muy normal que éstas obstaculicen el buen funcionamiento de la llave. En estos casos lo mejor es ir a una ferretería a que te arreglen la llave.

Pero si esta llave ha funcionado bien y de repente deja de funcionar deberías revisar si hay algo en la cerradura que impide que entre la llave, como por ejemplo algo de suciedad, alguna mota de polvo, una hoja, etc. Si es así te recomendamos usar una aguja o alfiler y retirar estas cosas de la cerradura, siempre teniendo mucho cuidado para poder sacarlas y no meterlas más adentro sin querer (fuente).

Asimismo, debes saber que aunque no haya nada dentro de la cerradura esto también puede suceder si hace mucho frío porque quizá la cerradura esté congelada. En estos casos lo mejor es calentarla y así conseguir deshacer el hielo para poder meter la llave de nuevo.

Cuando la llave se atasca

Por último, si la llave tiende a atascarse te recomendamos estirar siempre con cuidado para sacarla. Nunca hagas palanca porque romperás la llave y se quedará dentro y entonces sí que tendrás un problema para sacarla. Si no puedes hacerlo de otra forma lo mejor será cogerla con unas tenazas y moverla a los lados de manera ligera hasta conseguir hacernos con ella.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.