El Ayuntamiento de Barcelona fomenta la música en directo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

música en directo

Puede parecer que esta noticia no afecta  a las personas de fuera de Barcelona. Pero en realidad puede ser el primer paso de un cambio de mentalidad de nuestra sociedad respecto a la música en directo, que tal vez en pocos años se extienda a cualquier rincón de España. Barcelona va a permitir la música en vivo en todos los bares, cafeterías y restaurantes, además de discotecas y salas de conciertos.

En España se vive una situación irregular, ya que muchos locales programan conciertos sin tener la licencia la correspondiente y sin tener bien acondicionadas sus instalaciones, lo que ha dado lugar a sanciones, cierres forzosos de locales y a una problemática, que ha venido acompañada de reivindicaciones y protestas por parte de los colectivos afectados,  que se quiere resolver en Barcelona.

El ayuntamiento trata de poner en valor el aspecto cultural de la música en directo y señala a través de uno de sus responsables, el teniente de alcalde Jaume Asens, que Barcelona ha descuidado el tejido musical de base, el que se mueve en el circuito de bares, a la vez que se convertía en uno de los referentes en grandes festivales como el Sonar o el Primavera Sound. Ahora toca equilibrar la situación. Con la nueva legislación se va a intentar cuidar y potenciar esa música en directo de pequeños aforos  y más del día a día. Lo que se pretende, en definitiva, es que las condiciones para poder desarrollar esta actividad sean similares a las de París, Londres o Ámsterdam.

Para ello, el ayuntamiento de dicha ciudad va a destinar 400.000 euros a acondicionar aquellos locales que estén interesados en programar actuaciones. Una de las principales novedades es que la medida afecta a todos los locales que tengan licencia de bar, restaurante o cafetería, que hasta hoy tenían prohibida la programación de conciertos y que a partir de ahora podrán realizar conciertos amplificados sin más cortapisas que las necesarias.

A partir de ahora, cualquier local barcelonés que quiera apostar por la música en directo tendrá que cumplir con una normativa de seguridad y con unos criterios de insonorización y aislamiento acústico concretos en cuanto a la limitación de decibelios.

La línea de subvención para ayudar a los bares, caferías y restaurantes en su insonorización supone ampliar las ayudas que ya existían para aquellos locales con licencia de bar musical, sala de conciertos o discoteca, sólo que se van a destinar más recursos económicos: de los 75.000 euros destinados en 2015 con el anterior equipo de gobierno hasta los 400.000 que se destinarán en este año.

Por supuesto, el ayuntamiento quiere que esta apuesta cultural por la música en directo se haga con el menor perjuicio para el vecino que quiere ver respetado su tiempo de descanso. Por ello, creará un mapa de zonas de especial saturación en distritos determinados en los que sólo se permitirá a música en vivo hasta las 11 de la noche.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.