Un cuadro realizado con algoritmos vendido por 380.000 euros

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Parece que la inteligencia artificial tiene bastante que decir en el mundo del arte. Así lo confirma lo sucedido en la sede neoyorquina de Christie’s, la célebre casa de subastas.

Recientemente, el colectivo Obvious, integrado por Hugo Caselles-Dupré, Pierre Fautrel y Gauthier Vernier, tres jóvenes franceses de 25 años, se han convertido en los autores de la primera obra que se realiza con inteligencia artificial y es adjudicada en una subasta.

El cuadro, que lleva por título Portrait d’Édouard Belamy (2018), fue adquirido en dicha subasta por 432.500 dólares (380.000 euros), Una cifra que multiplica entre 40 y 60 veces su estimación inicial, que oscilaba entre 7.000 y 10.000 dólares (entre 6.000 y 8.800 euros).

El nombre del comprador no ha sido revelado. Lo que sí se sabe es que fue la segunda venta más cara de la subasta, por delante de obras de Bansky y Jeff Koons, solo superada por una serie de serigrafías del mismísimo Andy Warhol que fue vendida por 685.000 euros.

Cuando el colectivo Obvious comenzó a trabajar en el cuadro descubrió una serie de algoritmos que les sorprendieron por sus posibilidades. Así que decidieron que la mejor manera de demostrar de qué puede llegar a ser capaz un algoritmo era creando una obra de arte.

Los integrantes de este colectivo no tienen formación artística. El cuadro les llevó entre 4 y 6 meses de programación, aunque una vez tuvieron el algoritmo el cuadro se pintó en apenas 24 horas.

Este cuadro se generó a partir de los denominados GANs –o generative adversarial networks, redes generativas antagónicas–, y para su creación se alimentó un sistema de dos algoritmos con 15.000 retratos clásicos, que fueron pintados entre el siglo XIV y el XX.

El colectivo Obvious, que trabajaba en un aplicación para coleccionistas, creó así una serie de retratos de una familia ficticia que pronto despertaron el interés de importantes coleccionistas, como Nicolas Laugero Lasserre.

A pesar de su peculiar técnica tampoco han escapado de las acusaciones de plagio, por parte de Robbie Barrat, que en el pasado ya utilizó el mismo código para la creación de obras de arte. Los integrantes de Obvious han reconocido haber utilizado este código, pero también haberlo modificado. Además, los tres integrantes de Obvious reconocieron en el comunicado emitido después de la subasta que Barrat había sido una gran influencia para ellos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.