Francia impone una sanción económica a Google por su gestión de anuncios

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Google Ads Francia

Desde Francia se han decidido finalmente a imponer su primera multa al gigante tecnológico de Google, en relación al abuso de posición dominante que la compañía realiza con su sistema de anuncios Google Ads.

La multa no solo implica una sanción económica, sino también medidas que debería adoptar Google en el futuro, para que no vuelva a incurrir en estas acusaciones. Sin embargo, la empresa estadounidense no ha dado su brazo a torcer y va a recurrir esta sanción.

Una multa de 150 millones de euros

La multa ha sido impuesta por la Autoridad de la Competencia de Francia y se eleva hasta los 150 millones de euros.

Los cargos son dobles. Por un lado, se considera que las normas de su plataforma Google Ads son difíciles de entender y poco transparentes.

Por otro lado, también se cree que se aplican de una forma aleatoria e injusta, lejos de la parcialidad que un sistema de publicidad debería ofrecer.

En relación a estos cargos, la institución francesa exige a Google que ponga las medidas oportunas, para que aclare la redacción de estas normas de uso de la plataforma, así como que plantee cambios en la manera de informar de  cualquier actualización o medida que se tome.

Un caso puntual que conlleva una medida global

La multa desde la Autoridad de la Competencia hacia Google se produce en consecuencia de un caso muy concreto.

Se trata de la denuncia interpuesta por la editora Gibmedia, que acusó a la empresa estadounidense de borrar su cuenta de Google Ads sin previo aviso.

Lo cierto es que inicialmente no se tramitaron medidas provisionales porque no se vio ninguna urgencia en el caso. Sin embargo, sí se comprometieron a investigar más lo sucedido. Esto es lo que ha llevado a la Autoridad de la Competencia a requerir mayor trasparencia a Google.

La empresa ahora sí que ha argumentado su decisión. Habla de anuncios fraudulentos en la página cuya cuenta suspendieron. Según los responsables de Google, ellos mismos han renunciado a los ingresos derivados de esta página, porque consideraban prioritario proteger a los consumidores.

Sin embargo y aunque hayan decidido apelar la sentencia, la realidad actual es que la Autoridad de la Competencia en Francia ha derivado un caso particular a una denuncia global sobre las directrices de Google, en relación a su información de uso de la plataforma y las medidas que adopta constantemente.

Esto podría motivar a otras empresas a denunciar situaciones similares, así como seguramente impondrá una vigilancia sobre la compañía tecnológica, para asegurarse que cumpla las medidas exigidas, salvo riesgo de una multa equivalente o incluso mayor.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.