¿Tendrá éxito la apuesta por un Brexit suave de Theresa May?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

brexit

La primera ministra británica lucha por mantenerse a flote con su plan para un Brexit suave, probablemente el proceso más controvertido de la historia reciente del Reino Unido.

En esta semana complicada, en la que la mandataria asistirá a una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Austria, también tendrá que presentar y defender su borrador de negociación para la salida de las instituciones europeas, que está anunciada para el próximo mes de marzo.

La prioridad de May es conseguir un voto de confianza por parte de sus colegas europeos, seguir manteniendo viva la negociación mientras el ala escéptica del Partido Conservador, encabezada por Boris Johnson harán todo lo posible para que la propuesta de la primera ministra fracase.

Según Johnson el plan de la ministra dejaría a Reino Unido en peores condiciones que las actuales y ha definido la propuesta como suicida. Complicado tener que defenderse de sus enemigos internos mientras fuera tiene que convencer al resto de países.

También Said Khan, alcalde de Londres, ha hablado duramente del Brexit suave de Theresa May y ha exigido bien a las claras un nuevo referéndum. Ante la arriesgada disyuntiva de abandonar la Unión Europea a ciegas, con una relación futura tan incierta, o de afrontar un Brexit sin acuerdo, solo cabe replantear el tema y celebrar un nuevo referéndum, en la opinión del alcalde de la capital inglesa. Si se acaba saliendo del Brexit sin que exista un acuerdo sólido, según Khan, este sería el peor escenario posible y muchos analistas aseguran que podrían perderse hasta medio millón de empleos en Reino Unido de cara al año 2030.

Por otra parte, hay que señalar la situación del Partido Laborista Británico, que en su momento hizo campaña a favor de permanecer en la Unión Europea, pero de una forma un tanto ambigua. Los laboristas no acaban de definir claramente sus posiciones al respecto de una repetición de referéndum sobre la salida de la Unión Europea, y esto es desconcertante para su electorado.

Los sindicatos de Reino Unido, que ven acercarse una debacle económica con la posibilidad de un Brexit no negociado, andan desde hace semanas presionando a la dirección del Partido Laborista para que se pronuncie claramente y proponga una solución. Jeremy Corbyn tendrá que hacerlo el próximo fin de semana, cuando su partido celebra su congreso anual.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.