Johnson & Johnson va a probar una vacuna contra el VIH

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Johnson & Johnson

Podría tratarse de la primera vacuna internacional contra el VIH, el virus de la inmunodeficiencia humana, que está extendido en mayor o menor medida por todo el mundo.

La prueba experimental corre a cargo de Johnson & Johnson, un conglomerado de salud que lleva 15 años de investigación detrás de lo que pudiera ser la mejor prevención contra la enfermedad.

Esta primera prueba se llevará a cabo con un total de 3.800 personas procedentes de Estados Unidos y Europa.

Objetivo de la vacuna contra el VIH

Como es lógico, se busca una vacuna que sirva para prevenir del contagio de VIH al mayor número de personas posibles. Sin embargo, uno de los problemas que se han topado con este virus es su fácil mutabilidad, que le confiere una dificultad extra a la hora de poder crear un “remedio” para todas las poblaciones.

Por ese motivo, la prueba de Johnson & Johnson es tan importante. De conseguir un éxito en los resultados, podría ser la primera vacuna que pudiera utilizarse en cualquier parte del mundo, teniendo el foco principal de actuación en África, donde mayor extensión está teniendo actualmente.

Eso no significa que su presencia en otros países sea mínima. Solo en Estados Unidos hay registradas un millón de personas con el virus y unos dos millones en Europa. Si el virus se desarrolla se inicia la actividad del sida, que sigue siendo una enfermedad mortal sin tratamiento.

Primeros resultados en 2023

Si bien la prueba de la vacuna contra el VIH de Johnson & Johnson comenzará en breve, los primeros resultados no se podrán saber hasta el año 2023. En caso de ser óptimos, el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump podría tener éxito en sus anunciadas inversiones para erradicar la enfermedad en el año 2030.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que las víctimas por sida podrían reducirse ya en el año 2020 a menos de medio millón.

No obstante, incluso teniendo éxito en una prueba tan exhaustiva como esta, queda todavía por conocer buena parte de sus efectos, sobre todo aquellos derivados de la durabilidad de protección. Se desconoce si la vacuna podría ser universal y única o, por otro lado, necesitaría ser suministrada en varias ocasiones a lo largo de la vida, como ya sucede con otro tipo de enfermedades.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.