Cómo tratar las lesiones deportivas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

BalonmanoLa práctica deportiva conlleva, aunque nadie lo quiera, lesiones y patologías físicas, entre las que destacan las lesiones musculares. “Si no se tratan adecuadamente pueden derivar en problemas mayores. Por ejemplo, las sobrecargas musculares pueden degenerar en roturas de fibras que necesitan de un plazo de recuperación mayor”, explica una de las fisioterapeutas de una clínica de fisioterapia en Málaga. La especialista hace hincapié en que, con el fin de evitar las lesiones “se debe preparar bien la musculatura antes del entrenamiento, estirar correctamente después de practicar deporte y respetar los tiempos entre cada una de las sesiones”.

Desde el momento en que se decide practicar deporte, es inevitable correr el riesgo de padecer una lesión por la práctica en algún momento. En función de la gravedad, las lesiones pueden impedir la actividad deportiva tanto en atletas de élite como en personas aficionadas que practican deporte por salud o por placer.

A pesar del dolor que puede llegar a causar algunas de ellas, los avances en el campo de la medicina permiten que las intervenciones quirúrgicas sean menos invasivas y, por tanto, que el periodo de recuperación en la gran mayoría de ellas, sea mucho menor. A continuación, vamos a ver una lista con las lesiones deportivas más habituales junto con los principales tratamientos.

Esguince de Tobillo

Se le da na consideración de lesión menor, aunque si no se tienen los cuidados necesarios puede empeorar y causar una lesión realmente grave. En los casos leves se inmoviliza el tobillo con una venda, y si es un caso más grave la inmovilización será más rígida. Cuando el caso es muy extremo el tratamiento puede llegar a una intervención quirúrgica para reconstrucción del ligamento del tobillo. En la medicina deportiva, existe un tratamiento llamado Programa de Recuperación Acelerada, principalmente usado por los deportistas de alto rendimiento, cuyo objetivo consiste, como su propio nombre indica, en acelerar todo lo que se puede el proceso de recuperación.

Rotura del ligamento cruzado anterior

Se trata de una de las lesiones deportivas más conocidas por todas las personas que juegan al fútbol o balonmano, y que no hace mucho tiempo se trataba de una lesión muy complicada de tratar. Sin embargo, hoy en día la reconstrucción del ligamento cruzado se realiza con la ayuda de un injerto de un cadáver o de otra zona del propio paciente. La técnica usada para realizar la intervención se llama artroscopia y gracias a que solo necesita de 2 o 3 pequeños cortes para realizarla, el dolor para el paciente es menor, así como el plazo de recuperación que es necesaria.

Lesión del labrum

Considerando que el húmero es la cabeza y la copa está dentro, el labrum es la membrana de rodea la copa del hombro. Suele ser una lesión muy frecuente entre los jugadores de baloncesto y balonmano debido al gran número de impactos que suceden en los brazos y que puede llegar a provocar que se desprenda. Al igual que pasa con la rotura del ligamento cruzado anterior, es una lesión que se trata mediante una operación por artroscopia. El periodo de recuperación, en los casos más graves, requiere de sesiones de fisioterapia, con un plazo que va de entre 3 y 4 meses.

Tendinitis

También puede recibir otros nombres en función del deporte que lo causa, como en el caso del “codo de tenista”, cuando la lesión es en la parte externa del codo, o con el “codo de tenista”, cuando es la parte interna. Lo normal es que mejore con un poco de reposo, sin necesidad de nada más, aunque en algunos casos se puede complementar con el uso de los ultrasonidos, mediante el cual, se retira el tejido lesionado por succión. El periodo de recuperación es bastante rápido.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.