Harley-Davidson se une a la sostenibilidad con sus motos eléctricas en 2020

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Harley-Davidson

El fabricante estadounidense de motocicletas Harley-Davidson ha informado de los próximos modelos que piensa comercializar en 2020, entre los que se incluye versiones de motos eléctricas.

Además de una apuesta por la sostenibilidad, la marca ha confirmado que incorporará varias innovaciones tecnológicas, con las que espera seducir a sus compradores, sobre todo mirando a las nuevas generaciones y sus necesidades de conducción.

Nueva Harley-Davidson LiveWire

Si bien las nuevas Harley-Davidson Low Ride S se han convertido por méritos propios en las más deseadas, la versión eléctrica ha sido la que está acaparando más titulares.

La llamada Harley-Davidson LiveWire es una moto eléctrica que prescinde del embrague y de las marchas para acelerar. Un pequeño giro permite al piloto conseguir la aceleración que desea.

No son los únicos modelos anunciados. Las CVO Limited y CVO Street Glide se verán acompañadas de un nuevo modelo, el CVO Tri Glide, dentro del segmento de lujo y que, además, será de producción limitada.

Innovación tecnológica de Harley-Davidson

En Harley-Davidson saben que tienen que satisfacer las necesidades de los pilotos actuales, sobre todo de las nuevas generaciones. Para ello la inversión en tecnología se convierte en un requisito absolutamente imprescindible.

Para empezar destaca el servicio de conectividad móvil H-D Connect que de momento estará solo disponible en algunos de los modelos de la marca.

La tecnología Reflex Defensive Rider Systems también conocida como RDRS, es otro de los avances tecnológicos que puede marcar la diferencia para laempresa.

A estas innovaciones se une también sistemas de asistencia a la conducción en diversos modelos o antibloqueos de frenos, con el fin de mejorar la seguridad y la experiencia a bordo de una Harley-Davidson.

Pérdidas en Harley-Davidson

El abrazo a la moto eléctrica es un paso esperado tanto por los pilotos amantes de la marca, como por los mismos responsables de Harley-Davidson.

La empresa se enfrenta a dos años consecutivos de malos datos económicos, confirmados con un descenso de las ventas de un 8% y de los ingresos en un 20%.

En el segundo trimestre del año, Harley-Davidson ganaba 195,6 millones de dólares, algo lejos de los 242,3 millones del año 2018, que ya fueron considerados malos en comparación a otras épocas.

Los aranceles no le benefician. La situación actual de Estados Unidos y su postura ante la importación de productos ha supuesto un impacto de 100 millones de dólares a la compañía.

Por estos motivos, la empresa apuesta por las nuevas generaciones, la tecnología de vanguardia y la sostenibilidad, en busca de estrategias con las que recuperar una mayor rentabilidad.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.