El ministro del Interior italiano cierra las puertas de sus puertos  a los inmigrantes

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

inmigrantes

Matteo Salvini, ministro de Interior de Italia, ha decidido cerrar los puertos de su país a las ONG y concretamente a la embarcación Aquarius, que lleva a bordo más de 600 inmigrantes que zarparon desde las costas libias y que se enfrentaban a un incierto destino. Entre ellos hay 123 menores de edad, 11 niños y 7 mujeres embarazadas.

El Aquarius es una nave rescatada por la ONG italo-franco-alemana SOS Meditérranée y Médicos sin fronteras (MSF).

Salvini ya amenazó en campaña electoral con tener mano dura con la inmigración que llega por el Mediterráneo. Y ahora que se ha hecho con el cargo de ministro del Interior de su país llega el tiempo de cumplir las promesas.

En un primer momento Salvini , líder de la Liga Norte, partido de extrema derecha, trató de desviar la atención y que fuera Malta la que acogiera a los inmigrantes. No obstante el puerto de La Valeta se negó, ya que las operaciones de socorro habían sido coordinadas por Roma y el gobierno de aquel país argumentó no tener competencia ni autoridad para intervenir en este caso.

El suceso ha abierto una crisis entre los gobiernos de Italia y Malta. El principal punto de discusión entre ambos países parecen de acuerdo en que la prioridad indiscutible es salvar vidas humanas, pero siempre y cuando todos los países cumplan las reglas y convenciones internacionales sobre salvamento.

Esta decisión de cierre de los puertos italianos a las ONG no tiene precedente. Según el ministro del Interior italiano se produce a consecuencia de la falta de colaboración del gobierno de Malta.

En este clima de tensión ha mediado Naciones Unidas con un mensaje claro y rotundo expresado por Carlotta Sami, portavoz para el sur de Europa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur): “El salvamento de vidas en el mar debe permanecer como una prioridad absoluta para cualquier gobierno”.

Por su parte, las críticas no se han hecho esperar tanto fuera como dentro e Italia. Sin ir más lejos, el alcalde de Napoles se ofreció a acoger a los refugiados y en las últimas horas se ha conocido la noticia de que las ciudades españolas Barcelona y Valencia habían ofrecido sus puertos para acoger a estos 629 inmigrantes.

Finalmente, según la última hora, el presidente del gobierno Pedro Sánchez habría dado instrucciones para que sea Valencia la que acoja al Aquarius en las próximas horas.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.