La evolución de una fórmula de éxito en franquicias como Lizarran Gastro

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Las franquicias de restaurantes protagonizan un incremento ascendente de los índices de facturación y beneficio los últimos años, colocándolas así en uno de los sectores preferentes para inversores e interesados en convertirse en franquiciados.

Las franquicias de restaurantes Lizarran cambia de tercio

 

Pese a ello, esto no impide la evolución de la estrategia de negocio incluso en casos de éxito como la cadena de restaurantes Lizarran, que ha estrenado recientemente Lizarran Gastro.

Las franquicias de restaurantes reciben de nuevo a más clientes

En el pasado mes de julio, todavía pendiente de conocerse cómo iba a evolucionar el turismo extranjero y el consumo nacional, las franquicias de restaurantes ya mostraban signos de que estaban en una época no solo de recuperación, sino de mejora económica con respecto a periodos anteriores.

El Ministerio de Agricultura publicó entonces un informe sobre el consumo de alimentación en España, que identificaba un incremento del 0,8% en el consumo en el sector restauración. Lo cierto es que en 2015 ya se notó un cambio favorable en este sentido. De 31.609 millones de euros gastados en restaurantes por parte de consumidores nacionales, en el año 2016 la cifra subió hasta los 31.994 millones de euros.

Como resulta obvio, una mejora en el sector de restaurantes no solo viene acompañada de una alegría por parte de los dueños de estos establecimientos, sino también de un análisis sobre qué motiva este cambio en el consumo de los españoles.

La salida de la crisis, la mejora del ahorro familiar y cierto descenso de los precios parecen los argumentos más destacables, pero no son los únicos. Lo cierto es que el turismo de los españoles ha descendido con respecto a otros años, es decir, que se motiva más el turismo dentro de nuestras fronteras que hacia fuera.

Si de manera general el turismo en España en 2016 ha superado su récord histórico con 75,3 millones de turistas extranjeros, lo cierto es que el turismo por parte de los españoles entre distintas ciudades del país también se ha visto incrementado. De este cambio en los viajes vacacionales se deriva un incremento del consumo en restaurantes, una de las actividades que más se beneficia en estos casos.

La doble consecuencia en las franquicias de restaurantes como Lizarran

El incremento del consumo en restaurantes en España tiene una doble consecuencia concretamente para las franquicias de restaurantes, algo que está muy claramente representado en la cadena de Lizarran.

Las franquicias de restaurantes en general son las que salen mejor beneficiadas de un cambio en los hábitos de consumo de los clientes. Son las que mejor ofertas gastronómicas ofrecen, con una relación calidad-precio bastante ajustada y también con una variedad muy atractiva para prácticamente todos los gustos de cualquier comensal.

Por otra parte, las franquicias de restaurantes ofrecen una afinidad de branding que permite a los clientes recurrentes identificar la marca de la empresa, priorizando así acudir a este tipo de establecimientos en lugar de otros que desconoce, algo que sucede tanto a nivel nacional como por parte de extranjeros que llegan a otro país e identifican una franquicia que ya conocen en el suyo.

La franquicia de restaurantes Lizarran pertenece al grupo de franquicias de restauración Comess Group. Este grupo empresarial tiene varias franquicias en el sector, pero es esta propuesta de tapas y pinchos la que mayor rentabilidad y éxito está consiguiendo, con una expansión internacional imparable.

A día de hoy, Lizarran tiene más de 250 restaurantes abiertos en más de 15 países, con una fórmula idéntica en todos ellos hasta un cambio que se ha producido recientemente. Esta evolución deriva entre otras cosas de los cambios de consumo en restauración en España.

Lizarran Gastro, un nuevo cambio de tercio

Lizarran ha presentado su oferta en una carta de tapas y pinchos basados en la característica dieta mediterránea, que ha sido un éxito allí donde se ha abierto un nuevo local. La mejora del sector de restauración en España también ha sido aprovechada por esta cadena de restaurantes, de manera que los datos económicos refuerzan la idea de una evolución positiva para el presente año.

Al mismo tiempo, consolida su expansión internacional. Lizarran tiene previsto abrir 20 nuevos restaurantes en distintos puntos geográficos fuera de las fronteras españolas a lo largo de 2017.

nueva imagen lizarran

Los hábitos internacionales de consumo gastronómico avalan esta estrategia. Si el turismo en España ha crecido considerablemente, se debe entre otras razones al atractivo gastronómico de prácticamente todo el territorio nacional, siendo precisamente las tapas, los pinchos y otros platos incluidos en la oferta de Lizarran los que más suelen llamar la atención de los extranjeros.

Abrir una franquicia con este tipo de comida en un país diferente causa el mismo impacto, con el beneficio añadido de que no es necesario viajar a España para disfrutar de un delicioso pincho de tortilla de patata o jamón ibérico.

Pese a todo, en la evolución está el secreto del éxito perpetuo y, aunque la fórmula de Lizarran se presenta incuestionable en valores de atractivo para el sector gastronómico, la empresa ha presentado una evolución de su propuesta, que ha denominado Lizarran Gastro.

El primer local Lizarran Gastro se ha abierto en Santa Pola (Alicante), concretamente en la Avenida de Granada s/n, Pabellón 7. Desde el exterior parece un Lizarran más, salvo el cartel identificativo de Lizarran Gastro. Tiene 250 metros cuadrados de interior y otros 100 de terraza, medidas bastante similares a las del resto de locales de la franquicia.

Lo novedoso se encuentra en el interiorismo y la oferta gastronómica. Por un lado, se eliminan las vitrinas de tapas y pinchos y, por otro lado, se amplía la carta con nuevas ofertas culinarias, basadas en raciones y fuentes en las que compartir pescado, carne o verduras, junto también a nuevos platos también típicos de la dieta mediterránea como el arroz o la fideuá.

El concepto, que también aprovecha la experiencia de Lizarran en el extranjero, plantea que de la oferta gastronómica española, las tapas no son lo único atractivo para el comensal y, dentro de una oferta de este tipo de comida, también son apetecibles platos que utilizan ingredientes típicos como el arroz o la fideua, tanto para clientes nacionales como extranjeros.

El objetivo será ampliar la carta para atraer mayor variedad de clientes, con lo que se incrementará la rentabilidad en un sector como el de restauración que ya de por sí está mostrando datos muy positivos los últimos meses.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.